Edición XVII Enero - Abril 2021


Caso clínico

Tinea Nigra Palmaris: Reporte de caso en el Área de Salud de Siquirres
Tinea nigra palmaris: Case reported at the Siquirres Health Center


Tinea Nigra Palmaris: Reporte de caso en el Área de Salud de Siquirres.


Dr. José Alonso Hidalgo Molina
Microbiólogo químico clínico.
Licenciatura en Microbiología y Química Clínica, Universidad de Ciencias Médicas. San José, Costa Rica.
Miembro del Colegio de Microbiólogos y Químicos Clínicos de Costa Rica.
Microbiólogo y químico clínico en el Centro de Atención Integral en Salud de la Caja Costarricense de Seguro Social, Siquirres, Limón, Costa Rica. .
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it./ This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Hidalgo-Molina, J. Tinea nigra palmaris: Reporte de caso en el área de salud de Siquirres. Crónicas Científicas. Vol. 17, N.º 17. Pág. 64-69. ISSN:2215-5171

Fecha de recepción: 25-09-2020
Fecha de aceptación: 30-11-2020


Resumen

Este artículo expone el caso de una niña que se presentó al servicio de laboratorio del Centro de Atención Integral en Salud (CAIS) de Siquirres de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), con una lesión macular en la zona palmar izquierda de aproximadamente centímetro y medio de diámetro, pigmentación café, sin prurito ni hiperhidrosis. Su identificación se realizó mediante las características morfológicas obtenidas a partir del raspado al fresco y su cultivo en agar sangre, Sabouraud y dermatofito. La observación de micelio fuliginoso septado en la muestra y la presencia de conidias fuliginosas con un único septo central concuerdan con las características de la Hortaea werneckii. Una vez realizado el diagnóstico de laboratorio, se le indica un tratamiento con crema tópica de miconazol nitrato al 2 % con una aplicación de dos veces al día durante dos semanas, el cual es suficiente para eliminar la lesión generada por el hongo fuliginoso. La baja prevalencia de casos por este hongo no demerita el hallazgo, ya que su identificación es relevante en diagnósticos diferenciales con patologías como el melanoma o la enfermedad de Addison.


Palabras claves

Hortaea werneckii, tinea nigra palmaris, micosis superficial, hongo fuliginoso, tinea.

Abstract

A female child is cared for the laboratory service of the C.A.I.S. of Siquirres, with a macular lesion of approximately one and half centimeters in diameter in left palmar area, brown in color, without itching or hyperhidrosis, its identification was made using morphological characteristics obtained from fresh scraping and culture on Blood, Sabouraud and Dermatophyte agar. Observation of septate fuliginous mycelium in sample and presence of fuliginous conidia with a single central septum agree with the characteristics of Hortaea werneckii, once the laboratory diagnosis has been made, treatment with topical 2 % miconazole nitrate cream is prescribed with application of twice a day for two weeks, this has been enough to eliminate injury caused by the sooty mold. The low prevalence case of this fungus agent does not make it less important; its identification is relevant differential diagnoses with pathologies such as Melanoma or Addison's disease.


Keywords

Hortaea werneckii, tinea nigra palmaris, superficial mycoses, tinea.


Introducción

El Hortaea werneckii fue descrito por primera vez en 1872 por el Dr. Patrick Manson en China. Posteriormente, se denomina en 1898 por Montoya como carate negro; sin embargo, hasta 1984 K. Nishimura y M. Miyaji proponen el género Hortaea al observar células conidiógenas por medio de una microscopia electrónica. La patología se puede reconocer mediante diferentes nombres: Tinea nigra, cladosporiosis epidérmica, queratomicosis negra palmar, pitiriasis nigra, exodialosis epidérmica y microsporiosis negra (Arenas, 2014). La patología se define como una micosis superficial, capaz de afectar el estrato corneo de la piel, por lo general sobre las palmas de las manos y, en menor proporción, en las plantas de los pies; se describe, generalmente, como una mácula única, asintomática, con un color característico negro o café, frecuentemente se encuentra de forma unilateral (Cabrera et al., 2012). A pesar de ser cosmopolita, es más común encontrarla en países tropicales y subtropicales: Centroamérica y Sudamérica, Asia, Polinesia y las zonas costeras de África son ejemplos de lugares donde habitualmente se encuentran (Arenas, 2014); no obstante, su frecuencia es baja, en el 2017 solo se han encontrado datos de 155 casos (Giordano et al., 2018).


Caso clínico

Se presenta una niña de un año de edad, conocida sana, al Centro de Atención Integral en Salud (CAIS) del área de salud de Siquirres, quien consulta al servicio de Pediatría por una lesión única, redonda, bien delimitada e hiperpigmentada en su mano izquierda, de aproximadamente centímetro y medio de diámetro (Figura 1). La madre de la niña indica una evolución de la lesión de unos tres meses y señala que la niña no presenta prurito ni hiperhidrosis. Previo a la recolección de la muestra en el laboratorio, no se ha aplicado ningún tipo de tratamiento.

Tinea Nigra Palmaris: Reporte de caso en el Área de Salud de Siquirres.

Figura 1. Lesión macular, única, de pigmentación café, de aproximadamente centímetro y medio de diámetro en la palma izquierda de la paciente Fuente: Autoría propia.


Procedimiento

Se le solicitó a la madre de la paciente no utilizar en la niña ningún tipo de crema o talco por, al menos, siete días antes de la toma de la muestra; en el momento de la recolección, se realizó una limpieza aséptica con alcohol de 70° y luego se raspó la superficie con dos bisturís a los cuales previamente se les removió el filo mediante la aplicación de calor; el primero se utilizó para colocar la muestra entre cubreobjetos y portaobjeto para ser observado con el microscopio con hidróxido de potasio (KOH) al 10 % posterior a las 24 horas de aclaramiento; el segundo bisturí fue cultivado, mediante inoculación por estría en agar sangre y en agar dermatofito, a temperatura ambiente. A continuación, se realizó un repique desde el agar dermatofito hacia el agar Saboraud.


Resultados

Después de 24 horas de tratamiento con KOH al 10 %, se evaluó el montaje al fresco y se observaron estructuras fúngicas con las siguientes características: micelio fuliginoso, septado y ramificado, tal como se muestra en la Figura 2.

Tinea Nigra Palmaris: Reporte de caso en el Área de Salud de Siquirres.

Figura 2. Montaje directo del raspado cutáneo, con 24 horas de tratamiento en KOH al 10 % Fuente: Autoría propia.

Luego de dos semanas de inoculación, se obtuvieron colonias medianas de color negro y aspecto cremoso tanto en el agar sangre (Figura 3) como en el agar dermatofito (Figura 4); al montarlas en lactofenol claro y observarlas con el microscopio, se notó la presencia de conidias fuliginosas, con un único septo central, tal como se muestra en la Figura 5. Además, se repicó en agar Saboraud y se dejó incubar a temperatura ambiente, lo que a las dos semanas generó las mismas características de conidias fuliginosas con un único septo central, características concluyentes para la especie de Hortaea werneckii. Una vez realizado el diagnóstico de laboratorio, se le prescribe a la paciente un tratamiento con crema tópica de miconazol nitrato al 2 % con una aplicación de dos veces al día durante dos semanas, el cual es suficiente para eliminar la lesión generada por el hongo fuliginoso.

Tinea Nigra Palmaris: Reporte de caso en el Área de Salud de Siquirres.

Figura 3. Crecimiento de la colonia color negro y aspecto cremoso en agar sangre Fuente: Autoría propia.


Discusión

Si bien es cierto que la molestia generada por la lesión no trasciende más allá de una incomodidad estética y, en algunos casos, causa una hiperhidrosis en la zona de la lesión, la infección es meramente benigna, sin embargo, la relevancia de su diagnóstico recae principalmente en que forma parte del diagnóstico diferencial de otras patologías, algunas de estas malignas, como la enfermedad de Addison, el melanoma, el lentigo maligno o la dermatitis por contacto (Chávez López et al., 2013); más allá de esto, la lesión puede tener remisión sin intervención con tratamiento, inclusive, dependiendo de su ubicación taxonómica, podría pasar desapercibida por parte del paciente (Sánchez Macias et al., 2012).

Se debe considerar que algunas cepas presentan sensibilidad a la cicloheximida, por lo tanto, es indispensable realizar el cultivo, de forma concomitante, en medios no selectivos, como el agar sangre, el agar Saboraud o Saboraud glucosado (Teresa Gross y Salas Campos, 2015); el medio dermatofito posee cicloheximida, gentamicina y tetraciclina, antibióticos con la capacidad de inhibir el crecimiento bacteriano proveniente de la piel del paciente, que evita la contaminación en la placa de cultivo por parte de la microbiota. El Hortaea werneckii afecta a pacientes desde los 2 hasta los 61 años, sin embargo, es común encontrarlo en pacientes menores de 20 años de edad; este afecta predominantemente de 2 a 1 al sexo femenino (Arenas, 2014; Caballero et al., 2014); su nicho ecológico es halofílico y se ha descrito principalmente en vegetales, suelos y alimentos, lo que explica la mayor probabilidad de reportar casos en zonas costeras (González Lorenzo et al., 2016).

Tinea Nigra Palmaris: Reporte de caso en el Área de Salud de Siquirres.

Figura 4. Crecimiento de la colonia cremosa, negra, de pequeño y mediano tamaño en agar dermatofito. Fuente: Autoría propia.

Tinea Nigra Palmaris: Reporte de caso en el Área de Salud de Siquirres.

Figura 5. Montaje realizado con lactofenol claro. Se observan las blastosporas con septo central, señaladas con flecha naranja Fuente: Autoría propia

La prevalencia de la patología se estima menor al 1 % en centros de atención médica, además, varios de los casos descritos en la literatura corresponden a casos alóctonos, por lo tanto, la salinidad y la temperatura de los lugares son factores fuertemente vinculados con la aparición de este mal (Arellano et al., 2019). Para el caso de Costa Rica, solo se encontró un informe que incluía tres casos, este mismo reporte indica la presencia de otros diez más; sin embargo, es bastante probable que haya existido más casos en los últimos treinta y cuatro años, pero que han pasado desapercibido tanto por el paciente como por el clínico debido a la naturaleza de la infección (Astorga et al., 1986).


Conclusiones

La tinea nigra palmaris es una micosis de poca frecuencia en Latinoamérica e inclusive en el mundo, no obstante, es necesario tomarla en cuenta, pues Costa Rica, con su clima tropical y costas, cumple con las condiciones adecuadas para el desarrollo del hongo fuliginoso. La actualización en estos temas permite al personal médico considerar patologías como estas y generar un diagnóstico diferencial efectivo.

Por otra parte, el personal de laboratorio debe tener una formación adecuada para el uso herramientas disponibles en el laboratorio para que la ausencia de materiales clásicos en micología como el agar Saboraud no sea un impedimento para generar un diagnóstico adecuado.


Referencias bibliográficas

Arellano, J., Vargas, P. y Urrutia, M. (2019). Primer reporte de caso autóctono de tinea nigra en Chile. MEDWAVE, 19(6), 1-4. doi:10.5867/ medwave.2019.06.7666.

Arenas, R. (2014). Micología médica Ilustrada. México, D. F.: McGraw-Hill INTERAMERICANA EDITORES.

Astorga S., E., Valiente A., C. y García F., J. (1986). Nuevos Casos de Tinea nigra en Costa Rica. Revista Médica de Costa Rica, LIII(497), 137-139. https://www.binasss.sa.cr/revistas/rmcc/rmedica/(497)/art8.pdf.

Caballero A., A., Rodríguez L., M. y Molas S., I. (2014). Tiña Negra. Reporte del primer caso en Paraguay. Anales de la Facultad de Ciencias Médicas, 46(2), 63-66. http://scielo.iics.una.py/ pdf/anales/v46n2/v46n2a07.pdf.

Cabrera, R., Sabatini, N., Urrutia, M. y Sepúlveda, R. (2012). Tinea negra (tinea nigra): comunicación de un caso alóctono en Chile. Revista Chilena de infectología, 90-93. doi: 10.4067/ S0716-10182013000100016.

Chávez López, M., Estrada Chávez, G., Estrada, R. y Bonifaz, A. (2013). Tiña negra. Comunicación de cinco casos en Acapulco. Dermatología Revista Mexicana, 57(6), 473-478. https://www. medigraphic.com/pdfs/derrevmex/rmd-2013/ rmd136k.pdf.

Giordano L., M., De la Fuente, L. A., Lorca J., M. y Kramer H., D. (2018). Tiña negra: reporte de tres casos pediátricos. Revista Chilena de Pediatría, 89(4), 506-510.
https://www.revistachilenadepediatria.cl/index.php/rchped/article/ view/556/0.

González Lorenzo, A., Carballido Lias, C. y Bello Camaraza, L. (2016). Tiña negra: un reporte de Matanzas. Cuba. Revista Médica Electrón, 38(2), 286-292. http://scielo. sld.cu/scielo.php?script=sci_abstract&pid=S1684-18242016000200017&lng=es&nrm=iso.

Sánchez Macias, L., Zacarías Chalijub, M. y García Retana, P. (2012). Tiña Negra Palmar. Presentación de un paciente. Medicentro electrónica, 16(2), 130-133. http://www.medicentro.sld.cu/ index.php/medicentro/article/view/1227.

Teresa Gross, N. y Salas Campos, I. (2015). Micología médica. San José, Costa Rica: Universidad de Costa Rica.


Versión Impresa

Descargar PDF



Esta obra está bajo una licencia internacional Creative Commons: Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0)

Creative Coomons

Comments powered by CComment

La revista es una publicación cuatrimestral que circula en el primer mes de edición, que enlaza a todos los profesionales en ciencias de la salud del país y la región centroamericana, divulgando el quehacer científico e impulsando el conocimiento humano.

ISSN: 2215-5171

 

Contacto Crónicas Científicas

Creemos en la innovación que transforma las ideas en VIDA. Por ello ponemos a su servicio nuestros contactos para que podamos construir canales para comunicarnos en forma directa.

Escríbanos

Somos gente dedicada a la vida, nos esforzamos todos los días por cumplir con estándares nacionales e internacionales para garantizar los servicios médicos de calidad y nuestro compromiso con el ambiente.

Visite nuestro sitio web

 

Instituto Parauniversitario ASEMECO

El Instituto Parauniversitario ASEMECO es parte de la visión del Hospital Clínica Bíblica donde se destacan la enseñanza y la investigación médica, como elementos fundamentales para el bienestar social. Conozca la oferta académica.

Visite nuestro sitio web